Otro

No más fraudes: ahora podemos identificar el queso parmesano "real" mediante la química

No más fraudes: ahora podemos identificar el queso parmesano


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Científicos de la Universidad Técnica de Múnich afirman haber encontrado el "modelo" químico del queso parmesano real

Un avance como este podría dificultar la entrada al mercado de quesos mal etiquetados.

Después de la pulpa de madera y se encontraron otros rellenos en la mayoría de las marcas de "100 por ciento de parmesano real" en los estantes, y algunas empresas admitidas abiertamente por etiquetar incorrectamente el fraude, sentimos que no podremos volver a confiar en el queso rallado. Pero la ciencia está aquí para sofocar tus miedos.

Los investigadores de la Universidad Técnica de Munich creen que han encontrado un modelo químico en el queso parmesano auténtico que puede actuar como un identificador para evitar fraudes en el etiquetado incorrecto.

Este estudio es el primero que se centra en el queso parmesano en particular, pero se han realizado otros estudios similares para diferentes quesos y otros alimentos.

Primero, los investigadores Hedda Hillmann y Thomas Hofmann calificaron los identificadores de sabor en el queso parmesano sólido, como la salinidad, el amargor, el ardor y la cordialidad. Luego examinaron el queso en busca de compuestos moleculares que se sabe que producen estos perfiles de sabor y calcularon cuáles eran los más altos en abundancia. Por ejemplo, los altos niveles de iones de sodio, potasio y cloruro fueron responsables del sabor salado del queso, según Chemistry World.

La presencia o ausencia de estos elementos químicos particulares determina el verdadero modelo del queso parmesano y podría ayudar a los fabricantes a prevenir el fraude en el futuro.


Publicaciones etiquetadas & # 8216Italian & # 8217

30 minutos de cocción. Ese nivel de atención no suele ser propicio para hacer otros platos para acompañar la cena. Tonto de mí, debería haber sabido que America & # 8217s Test Kitchen habría descubierto una versión más fácil de usar de la receta. Para hacer esta bondad de vino blanco pegajoso, cursi, necesitarás:

  • 3.5 tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

Usé este Sauvignon Blanc chileno para el vino blanco. La botella costaba alrededor de $ 8.

Lleva el caldo y el agua a ebullición a fuego medio-alto. Cubra y mantenga caliente en la temperatura más baja posible de la estufa. Derrita 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola grande a fuego medio, agregue la cebolla y 1/2 cucharadita de sal y cocine hasta que esté ligeramente dorado, aproximadamente 9 minutos. La receta original también requiere que agregue 1/3 oz de hongos porcini secos, & # 8220 completamente enjuagados y picados & # 8221, a la mezcla de cebolla en este paso. Olvidé este paso, a pesar de buscar en la tienda de comestibles hongos porcini secos ese día, y realmente no pensé que faltaba la receta de ninguna manera. Probaría los champiñones secos si quieres, pero no te estreses buscando este ingrediente. Me gustó un poco la forma en que resultó dónde estaba el sabor a hongos en los hongos mismos y en cierto modo contrastaba con el sabor a vino caldo del arroz.

Aproximadamente al mismo tiempo que comienza a cocinar la cebolla, derrita las otras 2 cucharadas de mantequilla en una sartén grande a fuego medio alto y agregue los champiñones y 1/2 cucharadita de sal. Cocine hasta que los champiñones se doren, unos 10 minutos. Agregue el ajo picado y aproximadamente 1/2 cucharadita de tomillo fresco picado. El ajo y las hierbas solo necesitan cocinarse hasta que estén fragantes, unos 15 segundos más o menos. Finalmente, transfiera los champiñones a un recipiente apto para horno, cúbralos y manténgalos calientes en un horno a 200 grados hasta que el risotto esté prácticamente listo. Una nota final sobre la cocción de los champiñones: quieres que se doren, no al vapor. Si sale demasiado líquido de los champiñones durante la cocción, suficiente líquido para cubrir el fondo de la sartén, escúrralo en la mezcla de caldo / agua que tiene en la estufa. Agregará un buen sabor a hongos al producto final.

Agregue el arroz a las cebollas y cocine hasta que los bordes de los granos se vuelvan translúcidos, lo que demora unos 3 minutos. Agregue el vino y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que el vino se absorba por completo. Luego agregue 3 tazas de la mezcla de caldo tibio y cocine a fuego lento. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se haya absorbido todo el líquido. Será muy útil para esta receta tener un cucharón a mano para que no tenga que verter líquido caliente de la olla en una taza medidora y luego de la taza medidora en el arroz. Continúe cocinando el arroz, agregando 1/2 taza de caldo cada pocos minutos, permitiendo que cada adición de caldo se absorba completamente antes de agregar más. Continúe este proceso hasta que el arroz esté bien cocido pero todavía algo firme en el centro, aproximadamente 11 minutos. Agregue los champiñones y el parmesano, sazone con sal y pimienta al gusto. Como siempre, compre trozos de parmesano real y ralle usted mismo para obtener el mejor resultado. Afortunadamente, mi hermano Danny me dio una rodaja de dos libras de parmesano para Navidad, así que esta receta fue una manera perfecta de usar parte de ella.Sirve el risotto junto a un hermoso trozo de carne a la parrilla y decore con algunas virutas de parmesano y tal vez un poco. perejil de hoja plana picado o cebollino.

El plato final fue todo lo que esperaba que fuera. El arroz estaba suave pero firme, el caldo y el vino se combinaron para crear grandes capas de sabor, y el parmesano hizo que todo fuera mucho más cremoso y salado. Al agregar la mitad del líquido inmediatamente y dejar que se cocine por un tiempo, realmente reduce la cantidad de tiempo durante el cual debe dedicar mucho esfuerzo y atención al risotto para evitar que se queme. Lo que realmente me encanta de esta receta es que es bastante fácil mantener todos los ingredientes en la cabeza, y los pasos no son ciencia exacta. Una vez que haya agregado y reducido las 3 tazas de agua / caldo, prácticamente siga agregando líquido y revolviendo y reduciendo y agregando líquido y revolviendo hasta que el risotto sepa y siente justo en tu boca. Después de hacer esta receta solo una vez, estoy bastante seguro de que podría recrear el producto final sin tener que seguir la receta.

¡El próximo en casarse uno de mis amigos es conseguir una rueda de parm de 20 libras! ¡Al diablo con el registro de regalos!


Publicaciones etiquetadas & # 8216Italian & # 8217

30 minutos de cocción. Ese nivel de atención no suele favorecer la realización de otros platos para acompañar la cena. Tonto de mí, debería haber sabido que America & # 8217s Test Kitchen habría descubierto una versión más fácil de usar de la receta. Para hacer esta bondad de vino blanco pegajoso, cursi, necesitarás:

  • 3.5 tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

Usé este Sauvignon Blanc chileno para el vino blanco. La botella costaba alrededor de $ 8.

Lleva el caldo y el agua a ebullición a fuego medio-alto. Cubra y mantenga caliente en la temperatura más baja posible de la estufa. Derrita 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola grande a fuego medio, agregue la cebolla y 1/2 cucharadita de sal y cocine hasta que esté ligeramente dorado, aproximadamente 9 minutos. La receta original también requiere que agregue 1/3 oz de hongos porcini secos, & # 8220 completamente enjuagados y picados & # 8221, a la mezcla de cebolla en este paso. Olvidé este paso, a pesar de buscar en la tienda de comestibles hongos porcini secos ese día, y realmente no pensé que faltaba la receta de ninguna manera. Probaría los champiñones secos si quieres, pero no te estreses buscando este ingrediente. Me gustó un poco la forma en que resultó dónde estaba el sabor a hongos en los hongos mismos y en cierto modo contrastaba con el sabor a vino caldo del arroz.

Aproximadamente al mismo tiempo que comienzas a cocinar la cebolla, derrita las otras 2 cucharadas de mantequilla en una sartén grande a fuego medio alto y agrega los champiñones y 1/2 cucharadita de sal. Cocine hasta que los champiñones se doren, unos 10 minutos. Agregue el ajo picado y aproximadamente 1/2 cucharadita de tomillo fresco picado. El ajo y las hierbas solo necesitan cocinarse hasta que estén fragantes, unos 15 segundos más o menos. Finalmente, transfiera los champiñones a un recipiente apto para horno, cúbralos y manténgalos calientes en un horno a 200 grados hasta que el risotto esté prácticamente listo. Una nota final sobre la cocción de los champiñones: quieres que se doren, no al vapor. Si sale demasiado líquido de los champiñones durante la cocción, suficiente líquido para cubrir el fondo de la sartén, escúrralo en la mezcla de caldo / agua que tiene en la estufa. Agregará un buen sabor a hongos al producto final.

Agregue el arroz a las cebollas y cocine hasta que los bordes de los granos se vuelvan translúcidos, lo que demora unos 3 minutos. Agregue el vino y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que el vino se absorba por completo. Luego agregue 3 tazas de la mezcla de caldo tibio y cocine a fuego lento. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se haya absorbido todo el líquido. Será muy útil para esta receta tener un cucharón a mano para que no tenga que verter líquido caliente de la olla en una taza medidora y luego de la taza medidora en el arroz. Continúe cocinando el arroz, agregando 1/2 taza de caldo cada pocos minutos, permitiendo que cada adición de caldo se absorba completamente antes de agregar más. Continúe este proceso hasta que el arroz esté bien cocido pero todavía algo firme en el centro, aproximadamente 11 minutos. Agregue los champiñones y el parmesano, sazone con sal y pimienta al gusto. Como siempre, compre trozos de parmesano real y ralle usted mismo para obtener el mejor resultado. Afortunadamente, mi hermano Danny me dio una rodaja de dos libras de parmesano para Navidad, así que esta receta fue una manera perfecta de usar parte de ella.Sirve el risotto junto a un hermoso trozo de carne a la parrilla y decore con algunas virutas de parmesano y tal vez un poco. perejil de hoja plana picado o cebollino.

El plato final fue todo lo que esperaba que fuera. El arroz estaba suave pero firme, el caldo y el vino se combinaron para crear grandes capas de sabor, y el parmesano hizo que todo fuera mucho más cremoso y salado. Al agregar la mitad del líquido inmediatamente y dejar que se cocine por un tiempo, realmente reduce la cantidad de tiempo durante el cual debe dedicar mucho esfuerzo y atención al risotto para evitar que se queme. Lo que realmente me encanta de esta receta es que es bastante fácil mantener todos los ingredientes en la cabeza y los pasos no son ciencia exacta. Una vez que haya agregado y reducido las 3 tazas de agua / caldo, prácticamente siga agregando líquido y revolviendo y reduciendo y agregando líquido y revolviendo hasta que el risotto sepa y siente justo en tu boca. Después de hacer esta receta solo una vez, estoy bastante seguro de que podría recrear el producto final sin tener que seguir la receta.

¡El próximo en casarse uno de mis amigos es conseguir una rueda de parm de 20 libras! ¡Al diablo con el registro de regalos!


Publicaciones etiquetadas & # 8216Italian & # 8217

30 minutos de cocción. Ese nivel de atención no suele favorecer la realización de otros platos para acompañar la cena. Tonto de mí, debería haber sabido que America & # 8217s Test Kitchen habría descubierto una versión más fácil de usar de la receta. Para hacer esta bondad de vino blanco pegajoso, cursi, necesitarás:

  • 3.5 tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

Usé este Sauvignon Blanc chileno para el vino blanco. La botella costaba alrededor de $ 8.

Lleva el caldo y el agua a ebullición a fuego medio-alto. Cubra y mantenga caliente en la temperatura más baja posible de la estufa. Derrita 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola grande a fuego medio, agregue la cebolla y 1/2 cucharadita de sal y cocine hasta que esté ligeramente dorado, aproximadamente 9 minutos. La receta original también requiere que agregue 1/3 oz de hongos porcini secos, & # 8220 completamente enjuagados y picados & # 8221, a la mezcla de cebolla en este paso. Olvidé este paso, a pesar de buscar en la tienda de comestibles hongos porcini secos ese día, y realmente no pensé que faltaba la receta de ninguna manera. Probaría los champiñones secos si quieres, pero no te estreses buscando este ingrediente. Me gustó un poco la forma en que resultó dónde estaba el sabor a hongos en los hongos mismos y en cierto modo contrastaba con el sabor a vino caldo del arroz.

Aproximadamente al mismo tiempo que comienzas a cocinar la cebolla, derrita las otras 2 cucharadas de mantequilla en una sartén grande a fuego medio alto y agrega los champiñones y 1/2 cucharadita de sal. Cocine hasta que los champiñones se doren, unos 10 minutos. Agregue el ajo picado y aproximadamente 1/2 cucharadita de tomillo fresco picado. El ajo y las hierbas solo necesitan cocinarse hasta que estén fragantes, unos 15 segundos más o menos. Finalmente, transfiera los champiñones a un recipiente apto para horno, cúbralos y manténgalos calientes en un horno a 200 grados hasta que el risotto esté prácticamente listo. Una nota final sobre la cocción de los champiñones: quieres que se doren, no al vapor. Si sale demasiado líquido de los champiñones durante la cocción, suficiente líquido para cubrir el fondo de la sartén, escúrralo en la mezcla de caldo / agua que tiene en la estufa. Agregará un buen sabor a hongos al producto final.

Agregue el arroz a las cebollas y cocine hasta que los bordes de los granos se vuelvan translúcidos, lo que demora unos 3 minutos. Agregue el vino y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que el vino se absorba por completo. Luego agregue 3 tazas de la mezcla de caldo tibio y cocine a fuego lento. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se haya absorbido todo el líquido. Será muy útil para esta receta tener un cucharón a mano para que no tenga que verter líquido caliente de la olla en una taza medidora y luego de la taza medidora en el arroz. Continúe cocinando el arroz, agregando 1/2 taza de caldo cada pocos minutos, permitiendo que cada adición de caldo se absorba completamente antes de agregar más. Continúe este proceso hasta que el arroz esté bien cocido pero todavía algo firme en el centro, aproximadamente 11 minutos. Agregue los champiñones y el parmesano, sazone con sal y pimienta al gusto. Como siempre, compre trozos de parmesano real y ralle usted mismo para obtener el mejor resultado. Afortunadamente, mi hermano Danny me dio una rodaja de dos libras de parmesano para Navidad, así que esta receta fue una manera perfecta de usar parte de ella.Sirve el risotto junto a un hermoso trozo de carne a la parrilla y decore con algunas virutas de parmesano y tal vez un poco. perejil de hoja plana picado o cebollino.

El plato final fue todo lo que esperaba que fuera. El arroz estaba suave pero firme, el caldo y el vino se combinaron para crear grandes capas de sabor, y el parmesano hizo que todo fuera mucho más cremoso y salado. Al agregar la mitad del líquido inmediatamente y dejar que se cocine por un tiempo, realmente reduce la cantidad de tiempo durante el cual debe dedicar mucho esfuerzo y atención al risotto para evitar que se queme. Lo que realmente me encanta de esta receta es que es bastante fácil mantener todos los ingredientes en la cabeza y los pasos no son ciencia exacta. Una vez que haya agregado y reducido las 3 tazas de agua / caldo, prácticamente siga agregando líquido y revolviendo y reduciendo y agregando líquido y revolviendo hasta que el risotto sepa y siente justo en tu boca. Después de hacer esta receta solo una vez, estoy bastante seguro de que podría recrear el producto final sin tener que seguir la receta.

¡El próximo en casarse uno de mis amigos es conseguir una rueda de parm de 20 libras! ¡Al diablo con el registro de regalos!


Publicaciones etiquetadas & # 8216Italian & # 8217

30 minutos de cocción. Ese nivel de atención no suele favorecer la realización de otros platos para acompañar la cena. Tonto de mí, debería haber sabido que America & # 8217s Test Kitchen habría descubierto una versión más fácil de usar de la receta. Para hacer esta bondad de vino blanco pegajoso, cursi, necesitarás:

  • 3.5 tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

Usé este Sauvignon Blanc chileno para el vino blanco. La botella costaba alrededor de $ 8.

Lleva el caldo y el agua a ebullición a fuego medio-alto. Cubra y mantenga caliente en la temperatura más baja posible de la estufa. Derrita 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola grande a fuego medio, agregue la cebolla y 1/2 cucharadita de sal y cocine hasta que esté ligeramente dorado, aproximadamente 9 minutos. La receta original también requiere que agregue 1/3 oz de hongos porcini secos, & # 8220 completamente enjuagados y picados & # 8221, a la mezcla de cebolla en este paso. Olvidé este paso, a pesar de buscar en la tienda de comestibles hongos porcini secos ese día, y realmente no pensé que faltaba la receta de ninguna manera. Probaría los champiñones secos si quieres, pero no te estreses buscando este ingrediente. Me gustó un poco la forma en que resultó dónde estaba el sabor a hongos en los hongos mismos y en cierto modo contrastaba con el sabor a vino caldo del arroz.

Aproximadamente al mismo tiempo que comienzas a cocinar la cebolla, derrita las otras 2 cucharadas de mantequilla en una sartén grande a fuego medio alto y agrega los champiñones y 1/2 cucharadita de sal. Cocine hasta que los champiñones se doren, unos 10 minutos. Agregue el ajo picado y aproximadamente 1/2 cucharadita de tomillo fresco picado. El ajo y las hierbas solo necesitan cocinarse hasta que estén fragantes, unos 15 segundos más o menos. Finalmente, transfiera los champiñones a un recipiente apto para horno, cúbralos y manténgalos calientes en un horno a 200 grados hasta que el risotto esté prácticamente listo. Una nota final sobre la cocción de los champiñones: quieres que se doren, no al vapor. Si sale demasiado líquido de los champiñones durante la cocción, suficiente líquido para cubrir el fondo de la sartén, escúrralo en la mezcla de caldo / agua que tiene en la estufa. Agregará un buen sabor a hongos al producto final.

Agregue el arroz a las cebollas y cocine hasta que los bordes de los granos se vuelvan translúcidos, lo que demora unos 3 minutos. Agregue el vino y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que el vino se absorba por completo. Luego agregue 3 tazas de la mezcla de caldo tibio y cocine a fuego lento. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se haya absorbido todo el líquido. Será muy útil para esta receta tener un cucharón a mano para que no tenga que verter líquido caliente de la olla en una taza medidora y luego de la taza medidora en el arroz. Continúe cocinando el arroz, agregando 1/2 taza de caldo cada pocos minutos, permitiendo que cada adición de caldo se absorba completamente antes de agregar más. Continúe este proceso hasta que el arroz esté bien cocido pero todavía algo firme en el centro, aproximadamente 11 minutos. Agregue los champiñones y el parmesano, sazone con sal y pimienta al gusto. Como siempre, compre trozos de parmesano real y ralle usted mismo para obtener el mejor resultado. Afortunadamente, mi hermano Danny me dio una rodaja de dos libras de parmesano para Navidad, así que esta receta fue una manera perfecta de usar parte de ella.Sirve el risotto junto a un hermoso trozo de carne a la parrilla y decore con algunas virutas de parmesano y tal vez un poco. perejil de hoja plana picado o cebollino.

El plato final fue todo lo que esperaba que fuera. El arroz estaba suave pero firme, el caldo y el vino se combinaron para crear grandes capas de sabor, y el parmesano hizo que todo fuera mucho más cremoso y salado. Al agregar la mitad del líquido inmediatamente y dejar que se cocine por un tiempo, realmente reduce la cantidad de tiempo durante el cual debe dedicar mucho esfuerzo y atención al risotto para evitar que se queme. Lo que realmente me encanta de esta receta es que es bastante fácil mantener todos los ingredientes en la cabeza, y los pasos no son ciencia exacta. Una vez que haya agregado y reducido las 3 tazas de agua / caldo, prácticamente siga agregando líquido y revolviendo y reduciendo y agregando líquido y revolviendo hasta que el risotto sepa y siente justo en tu boca. Después de hacer esta receta solo una vez, estoy bastante seguro de que podría recrear el producto final sin tener que seguir la receta.

¡El próximo en casarse uno de mis amigos es conseguir una rueda de parm de 20 libras! ¡Al diablo con el registro de regalos!


Publicaciones etiquetadas & # 8216Italian & # 8217

30 minutos de cocción. Ese nivel de atención no suele favorecer la realización de otros platos para acompañar la cena. Tonto de mí, debería haber sabido que America & # 8217s Test Kitchen habría descubierto una versión más fácil de usar de la receta. Para hacer esta bondad de vino blanco pegajoso, cursi, necesitarás:

  • 3.5 tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

Usé este Sauvignon Blanc chileno para el vino blanco. La botella costaba alrededor de $ 8.

Lleva el caldo y el agua a ebullición a fuego medio-alto. Cubra y mantenga caliente en la temperatura más baja posible de la estufa. Derrita 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola grande a fuego medio, agregue la cebolla y 1/2 cucharadita de sal y cocine hasta que esté ligeramente dorado, aproximadamente 9 minutos. La receta original también requiere que agregue 1/3 oz de hongos porcini secos, & # 8220 completamente enjuagados y picados & # 8221, a la mezcla de cebolla en este paso. Olvidé este paso, a pesar de buscar en la tienda de comestibles hongos porcini secos ese día, y realmente no pensé que faltaba la receta de ninguna manera. Probaría los champiñones secos si quieres, pero no te estreses buscando este ingrediente. Me gustó un poco la forma en que resultó dónde estaba el sabor a hongos en los hongos mismos y en cierto modo contrastaba con el sabor a vino caldo del arroz.

Aproximadamente al mismo tiempo que comienza a cocinar la cebolla, derrita las otras 2 cucharadas de mantequilla en una sartén grande a fuego medio alto y agregue los champiñones y 1/2 cucharadita de sal. Cocine hasta que los champiñones se doren, unos 10 minutos. Agregue el ajo picado y aproximadamente 1/2 cucharadita de tomillo fresco picado. El ajo y las hierbas solo necesitan cocinarse hasta que estén fragantes, unos 15 segundos más o menos. Finalmente, transfiera los champiñones a un recipiente apto para horno, cúbralos y manténgalos calientes en un horno a 200 grados hasta que el risotto esté prácticamente listo. Una nota final sobre la cocción de los champiñones: quieres que se doren, no al vapor. Si sale demasiado líquido de los champiñones durante la cocción, suficiente líquido para cubrir el fondo de la sartén, escúrralo en la mezcla de caldo / agua que tiene en la estufa. Agregará un buen sabor a hongos al producto final.

Agregue el arroz a las cebollas y cocine hasta que los bordes de los granos se vuelvan translúcidos, lo que demora unos 3 minutos. Agregue el vino y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que el vino se absorba por completo. Luego agregue 3 tazas de la mezcla de caldo tibio y cocine a fuego lento. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se haya absorbido todo el líquido. Será muy útil para esta receta tener un cucharón a mano para que no tenga que verter líquido caliente de la olla en una taza medidora y luego de la taza medidora en el arroz. Continúe cocinando el arroz, agregando 1/2 taza de caldo cada pocos minutos, permitiendo que cada adición de caldo se absorba completamente antes de agregar más. Continúe este proceso hasta que el arroz esté bien cocido pero todavía algo firme en el centro, aproximadamente 11 minutos. Agregue los champiñones y el parmesano, sazone con sal y pimienta al gusto. Como siempre, compre trozos de parmesano real y ralle usted mismo para obtener el mejor resultado. Afortunadamente, mi hermano Danny me dio una rodaja de dos libras de parmesano para Navidad, así que esta receta fue una manera perfecta de usar parte de ella.Sirve el risotto junto a un hermoso trozo de carne a la parrilla y decore con algunas virutas de parmesano y tal vez un poco. perejil de hoja plana picado o cebollino.

El plato final fue todo lo que esperaba que fuera. El arroz estaba suave pero firme, el caldo y el vino se combinaron para crear grandes capas de sabor, y el parmesano hizo que todo fuera mucho más cremoso y salado. Al agregar la mitad del líquido inmediatamente y dejar que se cocine por un tiempo, realmente reduce la cantidad de tiempo durante el cual debe dedicar mucho esfuerzo y atención al risotto para evitar que se queme. Lo que realmente me encanta de esta receta es que es bastante fácil mantener todos los ingredientes en la cabeza y los pasos no son ciencia exacta. Una vez que haya agregado y reducido las 3 tazas de agua / caldo, prácticamente siga agregando líquido y revolviendo y reduciendo y agregando líquido y revolviendo hasta que el risotto sepa y siente justo en tu boca. Después de hacer esta receta solo una vez, estoy bastante seguro de que podría recrear el producto final sin tener que seguir la receta.

¡El próximo en casarse uno de mis amigos es conseguir una rueda de parm de 20 libras! ¡Al diablo con el registro de regalos!


Publicaciones etiquetadas & # 8216Italian & # 8217

30 minutos de cocción. Ese nivel de atención no suele favorecer la realización de otros platos para acompañar la cena. Tonto de mí, debería haber sabido que America & # 8217s Test Kitchen habría descubierto una versión más fácil de usar de la receta. Para hacer esta bondad de vino blanco pegajoso, cursi, necesitarás:

  • 3.5 tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

Usé este Sauvignon Blanc chileno para el vino blanco. La botella costaba alrededor de $ 8.

Lleva el caldo y el agua a ebullición a fuego medio-alto. Cubra y mantenga caliente en la temperatura más baja posible de la estufa. Derrita 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola grande a fuego medio, agregue la cebolla y 1/2 cucharadita de sal y cocine hasta que esté ligeramente dorado, aproximadamente 9 minutos. La receta original también requiere que agregue 1/3 oz de hongos porcini secos, & # 8220 completamente enjuagados y picados & # 8221, a la mezcla de cebolla en este paso. Olvidé este paso, a pesar de buscar en la tienda de comestibles hongos porcini secos ese día, y realmente no pensé que faltaba la receta de ninguna manera. Probaría los champiñones secos si quieres, pero no te estreses buscando este ingrediente. Me gustó un poco la forma en que resultó dónde estaba el sabor a hongos en los hongos mismos y en cierto modo contrastaba con el sabor a vino caldo del arroz.

Aproximadamente al mismo tiempo que comienza a cocinar la cebolla, derrita las otras 2 cucharadas de mantequilla en una sartén grande a fuego medio alto y agregue los champiñones y 1/2 cucharadita de sal. Cocine hasta que los champiñones se doren, unos 10 minutos. Agregue el ajo picado y aproximadamente 1/2 cucharadita de tomillo fresco picado. El ajo y las hierbas solo necesitan cocinarse hasta que estén fragantes, unos 15 segundos más o menos. Finalmente, transfiera los champiñones a un recipiente apto para horno, cúbralos y manténgalos calientes en un horno a 200 grados hasta que el risotto esté prácticamente listo. Una nota final sobre la cocción de los champiñones: quieres que se doren, no al vapor. Si sale demasiado líquido de los champiñones durante la cocción, suficiente líquido para cubrir el fondo de la sartén, escúrralo en la mezcla de caldo / agua que tiene en la estufa. Agregará un buen sabor a hongos al producto final.

Agregue el arroz a las cebollas y cocine hasta que los bordes de los granos se vuelvan translúcidos, lo que demora unos 3 minutos. Agregue el vino y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que el vino se absorba por completo. Luego agregue 3 tazas de la mezcla de caldo tibio y cocine a fuego lento. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se haya absorbido todo el líquido. Será muy útil para esta receta tener un cucharón a mano para que no tenga que verter líquido caliente de la olla en una taza medidora y luego de la taza medidora en el arroz. Continúe cocinando el arroz, agregando 1/2 taza de caldo cada pocos minutos, permitiendo que cada adición de caldo se absorba completamente antes de agregar más. Continúe este proceso hasta que el arroz esté bien cocido pero todavía algo firme en el centro, aproximadamente 11 minutos. Agregue los champiñones y el parmesano, sazone con sal y pimienta al gusto. Como siempre, compre trozos de parmesano real y ralle usted mismo para obtener el mejor resultado. Afortunadamente, mi hermano Danny me dio una rodaja de dos libras de parmesano para Navidad, así que esta receta fue una manera perfecta de usar parte de ella.Sirve el risotto junto a un hermoso trozo de carne a la parrilla y decore con algunas virutas de parmesano y tal vez un poco. perejil de hoja plana picado o cebollino.

El plato final fue todo lo que esperaba que fuera. El arroz estaba suave pero firme, el caldo y el vino se combinaron para crear grandes capas de sabor, y el parmesano hizo que todo fuera mucho más cremoso y salado. Al agregar la mitad del líquido inmediatamente y dejar que se cocine por un tiempo, realmente reduce la cantidad de tiempo durante el cual debe dedicar mucho esfuerzo y atención al risotto para evitar que se queme. Lo que realmente me encanta de esta receta es que es bastante fácil mantener todos los ingredientes en la cabeza y los pasos no son ciencia exacta. Una vez que haya agregado y reducido las 3 tazas de agua / caldo, prácticamente siga agregando líquido y revolviendo y reduciendo y agregando líquido y revolviendo hasta que el risotto sepa y siente justo en tu boca. Después de hacer esta receta solo una vez, estoy bastante seguro de que podría recrear el producto final sin tener que seguir la receta.

¡El próximo en casarse uno de mis amigos es conseguir una rueda de parm de 20 libras! ¡Al diablo con el registro de regalos!


Publicaciones etiquetadas & # 8216Italian & # 8217

30 minutos de cocción. Ese nivel de atención no suele ser propicio para hacer otros platos para acompañar la cena. Tonto de mí, debería haber sabido que America & # 8217s Test Kitchen habría descubierto una versión más fácil de usar de la receta. Para hacer esta bondad de vino blanco pegajoso, cursi, necesitarás:

  • 3.5 tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

Usé este Sauvignon Blanc chileno para el vino blanco. La botella costaba alrededor de $ 8.

Lleva el caldo y el agua a ebullición a fuego medio-alto. Cubra y mantenga caliente en la temperatura más baja posible de la estufa. Derrita 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola grande a fuego medio, agregue la cebolla y 1/2 cucharadita de sal y cocine hasta que esté ligeramente dorado, aproximadamente 9 minutos. La receta original también requiere que agregue 1/3 oz de hongos porcini secos, & # 8220 completamente enjuagados y picados & # 8221, a la mezcla de cebolla en este paso. Olvidé este paso, a pesar de buscar en la tienda de comestibles hongos porcini secos ese día, y realmente no pensé que faltaba la receta de ninguna manera. Probaría los champiñones secos si quieres, pero no te estreses buscando este ingrediente. Me gustó un poco la forma en que resultó dónde estaba el sabor a hongos en los hongos mismos y en cierto modo contrastaba con el sabor a vino caldo del arroz.

Aproximadamente al mismo tiempo que comienza a cocinar la cebolla, derrita las otras 2 cucharadas de mantequilla en una sartén grande a fuego medio alto y agregue los champiñones y 1/2 cucharadita de sal. Cocine hasta que los champiñones se doren, unos 10 minutos. Agregue el ajo picado y aproximadamente 1/2 cucharadita de tomillo fresco picado. El ajo y las hierbas solo necesitan cocinarse hasta que estén fragantes, unos 15 segundos más o menos. Finalmente, transfiera los champiñones a un recipiente apto para horno, cúbralos y manténgalos calientes en un horno a 200 grados hasta que el risotto esté prácticamente listo. Una nota final sobre la cocción de los champiñones: quieres que se doren, no al vapor. Si sale demasiado líquido de los champiñones durante la cocción, suficiente líquido para cubrir el fondo de la sartén, escúrralo en la mezcla de caldo / agua que tiene en la estufa. Agregará un buen sabor a hongos al producto final.

Stir the rice into the onions and cook until the edges of the grains turn translucent which takes about 3 minutes. Add the wine and cook, stirring frequently, until the wine is completely absorbed. Then add 3 cups of the warm broth mixture and bring to a simmer. Cook, stirring occasionally, until all the liquid has been absorbed. It will be very helpful for this recipe to have a ladle on hand so you don’t have to pour hot liquid from the pot into a measuring cup and then from the measuring cup into the rice. Continue to cook the rice, stirring in 1/2 cup of the broth every few minutes, allowing each addition of broth to be absorbed completely before adding more. Continue this process until the rice is cooked through but still somewhat firm in the center, about 11 minutes. Stir in the mushrooms and the parmesan, season with salt and pepper to taste. As always, buy real parmesan wedges and grate it yourself for the best result. Luckily, my brother Danny gave me a two pound wedge of parmesan for Christmas, so this recipe was a perfect way to use part of it.Serve the risotto next to a beautiful peice of grilled meat, and garnish with some parmesan shavings and maybe some minced flat leaf parsley or chives.

The final dish was everything I hoped it would be. The rice was soft but firm, the broth and wine combined to make some great layers of flavor, and the parmesan made everything that much more creamy and salty. By adding half of the liquid immediately and allowing it to cook down for a while, you really cut down on the amount of time during which you have to devote lots of effort and attention to the risotto to keep it from burning. What I really love about this recipe is that it’s fairly easy to keep all the ingredients in your head, and the steps are not exact science. Once you have added and reduced the 3 cups of water/broth, you pretty much just keeping adding liquid and stirring and reducing and adding liquid and stirring until the risotto tastes and feels just right in your mouth. After making this recipe just one time, I’m pretty confident I could recreate the final product without having the recipe around to follow.

Next one of my friends to get married is getting a 20lb wheel of parm! Gift registry be damned!


Posts Tagged ‘Italian’

30 minute cook time. That level of attention is usually not conducive to making other courses to go along with dinner. Silly me, I should have known that America’s Test Kitchen would have figured out a more user friendly version of the recipe. To make this gooey, cheesy, white winey goodness, you will need:

  • 3.5 cups of low-sodium chicken broth
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

I used this Chilean Sauvignon Blanc for the white wine. It was about $8 for the bottle.

Bring the broth and water to a boil over medium-high heat. Cover and keep warm on the lowest possible stove setting. Melt 4 tablespoons of the butter in a large saucepan over medium heat, add the onion and 1/2 teaspoon salt and cook until lightly browned, about 9 minutes. The original recipe also calls for you to stir in 1/3 oz of dried porcini mushrooms, “thoroughly rinsed and minced”, to the onion mixture in this step. I forgot this step, despite scouring the grocery store for dried porcini mushrooms that day, and really didn’t think the recipe was lacking in any way. I would try the dried mushrooms if you want, but don’t stress yourself out looking for this ingredient. I kind of like the way it turned out where the mushroom flavor was in the mushrooms themselves and sort of contrasted with the brothy-wine flavor in the rice.

At roughly the same time that you start cooking the onion, melt the other 2 tablespoons of butter in a large skillet over medium high heat and add the mushrooms and 1/2 teaspoon salt. Cook until the mushrooms are browned, about 10 minutes. Stir in the minced garlic and about 1/2 teaspoon of minced fresh thyme. The garlic and herbs really only need to cook until they are fragrant, about 15 seconds or so. Finally, transfer the mushrooms to an oven safe container, cover them, and keep them warm in a 200 degree oven until the risotto is basically done. One final note about the mushroom cookery: you want these to brown, not steam. If too much liquid comes out of the mushrooms while cooking, enough liquid to cover the bottom of the pan, drain that off into the broth/water mixture you have going on the stove. It will add some good mushroom flavor to the final product.

Stir the rice into the onions and cook until the edges of the grains turn translucent which takes about 3 minutes. Add the wine and cook, stirring frequently, until the wine is completely absorbed. Then add 3 cups of the warm broth mixture and bring to a simmer. Cook, stirring occasionally, until all the liquid has been absorbed. It will be very helpful for this recipe to have a ladle on hand so you don’t have to pour hot liquid from the pot into a measuring cup and then from the measuring cup into the rice. Continue to cook the rice, stirring in 1/2 cup of the broth every few minutes, allowing each addition of broth to be absorbed completely before adding more. Continue this process until the rice is cooked through but still somewhat firm in the center, about 11 minutes. Stir in the mushrooms and the parmesan, season with salt and pepper to taste. As always, buy real parmesan wedges and grate it yourself for the best result. Luckily, my brother Danny gave me a two pound wedge of parmesan for Christmas, so this recipe was a perfect way to use part of it.Serve the risotto next to a beautiful peice of grilled meat, and garnish with some parmesan shavings and maybe some minced flat leaf parsley or chives.

The final dish was everything I hoped it would be. The rice was soft but firm, the broth and wine combined to make some great layers of flavor, and the parmesan made everything that much more creamy and salty. By adding half of the liquid immediately and allowing it to cook down for a while, you really cut down on the amount of time during which you have to devote lots of effort and attention to the risotto to keep it from burning. What I really love about this recipe is that it’s fairly easy to keep all the ingredients in your head, and the steps are not exact science. Once you have added and reduced the 3 cups of water/broth, you pretty much just keeping adding liquid and stirring and reducing and adding liquid and stirring until the risotto tastes and feels just right in your mouth. After making this recipe just one time, I’m pretty confident I could recreate the final product without having the recipe around to follow.

Next one of my friends to get married is getting a 20lb wheel of parm! Gift registry be damned!


Posts Tagged ‘Italian’

30 minute cook time. That level of attention is usually not conducive to making other courses to go along with dinner. Silly me, I should have known that America’s Test Kitchen would have figured out a more user friendly version of the recipe. To make this gooey, cheesy, white winey goodness, you will need:

  • 3.5 cups of low-sodium chicken broth
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

I used this Chilean Sauvignon Blanc for the white wine. It was about $8 for the bottle.

Bring the broth and water to a boil over medium-high heat. Cover and keep warm on the lowest possible stove setting. Melt 4 tablespoons of the butter in a large saucepan over medium heat, add the onion and 1/2 teaspoon salt and cook until lightly browned, about 9 minutes. The original recipe also calls for you to stir in 1/3 oz of dried porcini mushrooms, “thoroughly rinsed and minced”, to the onion mixture in this step. I forgot this step, despite scouring the grocery store for dried porcini mushrooms that day, and really didn’t think the recipe was lacking in any way. I would try the dried mushrooms if you want, but don’t stress yourself out looking for this ingredient. I kind of like the way it turned out where the mushroom flavor was in the mushrooms themselves and sort of contrasted with the brothy-wine flavor in the rice.

At roughly the same time that you start cooking the onion, melt the other 2 tablespoons of butter in a large skillet over medium high heat and add the mushrooms and 1/2 teaspoon salt. Cook until the mushrooms are browned, about 10 minutes. Stir in the minced garlic and about 1/2 teaspoon of minced fresh thyme. The garlic and herbs really only need to cook until they are fragrant, about 15 seconds or so. Finally, transfer the mushrooms to an oven safe container, cover them, and keep them warm in a 200 degree oven until the risotto is basically done. One final note about the mushroom cookery: you want these to brown, not steam. If too much liquid comes out of the mushrooms while cooking, enough liquid to cover the bottom of the pan, drain that off into the broth/water mixture you have going on the stove. It will add some good mushroom flavor to the final product.

Stir the rice into the onions and cook until the edges of the grains turn translucent which takes about 3 minutes. Add the wine and cook, stirring frequently, until the wine is completely absorbed. Then add 3 cups of the warm broth mixture and bring to a simmer. Cook, stirring occasionally, until all the liquid has been absorbed. It will be very helpful for this recipe to have a ladle on hand so you don’t have to pour hot liquid from the pot into a measuring cup and then from the measuring cup into the rice. Continue to cook the rice, stirring in 1/2 cup of the broth every few minutes, allowing each addition of broth to be absorbed completely before adding more. Continue this process until the rice is cooked through but still somewhat firm in the center, about 11 minutes. Stir in the mushrooms and the parmesan, season with salt and pepper to taste. As always, buy real parmesan wedges and grate it yourself for the best result. Luckily, my brother Danny gave me a two pound wedge of parmesan for Christmas, so this recipe was a perfect way to use part of it.Serve the risotto next to a beautiful peice of grilled meat, and garnish with some parmesan shavings and maybe some minced flat leaf parsley or chives.

The final dish was everything I hoped it would be. The rice was soft but firm, the broth and wine combined to make some great layers of flavor, and the parmesan made everything that much more creamy and salty. By adding half of the liquid immediately and allowing it to cook down for a while, you really cut down on the amount of time during which you have to devote lots of effort and attention to the risotto to keep it from burning. What I really love about this recipe is that it’s fairly easy to keep all the ingredients in your head, and the steps are not exact science. Once you have added and reduced the 3 cups of water/broth, you pretty much just keeping adding liquid and stirring and reducing and adding liquid and stirring until the risotto tastes and feels just right in your mouth. After making this recipe just one time, I’m pretty confident I could recreate the final product without having the recipe around to follow.

Next one of my friends to get married is getting a 20lb wheel of parm! Gift registry be damned!


Posts Tagged ‘Italian’

30 minute cook time. That level of attention is usually not conducive to making other courses to go along with dinner. Silly me, I should have known that America’s Test Kitchen would have figured out a more user friendly version of the recipe. To make this gooey, cheesy, white winey goodness, you will need:

  • 3.5 cups of low-sodium chicken broth
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada

I used this Chilean Sauvignon Blanc for the white wine. It was about $8 for the bottle.

Bring the broth and water to a boil over medium-high heat. Cover and keep warm on the lowest possible stove setting. Melt 4 tablespoons of the butter in a large saucepan over medium heat, add the onion and 1/2 teaspoon salt and cook until lightly browned, about 9 minutes. The original recipe also calls for you to stir in 1/3 oz of dried porcini mushrooms, “thoroughly rinsed and minced”, to the onion mixture in this step. I forgot this step, despite scouring the grocery store for dried porcini mushrooms that day, and really didn’t think the recipe was lacking in any way. I would try the dried mushrooms if you want, but don’t stress yourself out looking for this ingredient. I kind of like the way it turned out where the mushroom flavor was in the mushrooms themselves and sort of contrasted with the brothy-wine flavor in the rice.

At roughly the same time that you start cooking the onion, melt the other 2 tablespoons of butter in a large skillet over medium high heat and add the mushrooms and 1/2 teaspoon salt. Cook until the mushrooms are browned, about 10 minutes. Stir in the minced garlic and about 1/2 teaspoon of minced fresh thyme. The garlic and herbs really only need to cook until they are fragrant, about 15 seconds or so. Finally, transfer the mushrooms to an oven safe container, cover them, and keep them warm in a 200 degree oven until the risotto is basically done. One final note about the mushroom cookery: you want these to brown, not steam. If too much liquid comes out of the mushrooms while cooking, enough liquid to cover the bottom of the pan, drain that off into the broth/water mixture you have going on the stove. It will add some good mushroom flavor to the final product.

Stir the rice into the onions and cook until the edges of the grains turn translucent which takes about 3 minutes. Add the wine and cook, stirring frequently, until the wine is completely absorbed. Then add 3 cups of the warm broth mixture and bring to a simmer. Cook, stirring occasionally, until all the liquid has been absorbed. It will be very helpful for this recipe to have a ladle on hand so you don’t have to pour hot liquid from the pot into a measuring cup and then from the measuring cup into the rice. Continue to cook the rice, stirring in 1/2 cup of the broth every few minutes, allowing each addition of broth to be absorbed completely before adding more. Continue this process until the rice is cooked through but still somewhat firm in the center, about 11 minutes. Stir in the mushrooms and the parmesan, season with salt and pepper to taste. As always, buy real parmesan wedges and grate it yourself for the best result. Luckily, my brother Danny gave me a two pound wedge of parmesan for Christmas, so this recipe was a perfect way to use part of it.Serve the risotto next to a beautiful peice of grilled meat, and garnish with some parmesan shavings and maybe some minced flat leaf parsley or chives.

The final dish was everything I hoped it would be. The rice was soft but firm, the broth and wine combined to make some great layers of flavor, and the parmesan made everything that much more creamy and salty. By adding half of the liquid immediately and allowing it to cook down for a while, you really cut down on the amount of time during which you have to devote lots of effort and attention to the risotto to keep it from burning. What I really love about this recipe is that it’s fairly easy to keep all the ingredients in your head, and the steps are not exact science. Once you have added and reduced the 3 cups of water/broth, you pretty much just keeping adding liquid and stirring and reducing and adding liquid and stirring until the risotto tastes and feels just right in your mouth. After making this recipe just one time, I’m pretty confident I could recreate the final product without having the recipe around to follow.

Next one of my friends to get married is getting a 20lb wheel of parm! Gift registry be damned!


Ver el vídeo: ESTA YOUTUBER RECIBE SU MERECIDO POR SUS LAMENTABLES DECLARACIONES SOBRE VOX (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Abdul-Hakim

    Estás cometiendo un error. Puedo probarlo. Envíame un correo electrónico a PM, lo discutiremos.

  2. Delroy

    Quiero decir que no tienes razón. Ofrezco discutirlo. Escríbeme en PM.

  3. Mac Daraich

    Podemos hablar sobre este tema durante mucho tiempo.



Escribe un mensaje