Pescado

Brochetas de salmón y calabacín


Ingredientes para brochetas de salmón y calabacín

  1. Filete de Salmón 300 gramos
  2. Calabacín 2 piezas (pequeño)
  3. Pimiento rojo búlgaro 1/2 piezas
  4. Tomates Cherry 15 piezas
  5. Una mezcla de pimientos (molidos) al gusto.
  6. Sal al gusto
  7. Hierbas provenzales al gusto
  8. Jugo de limón al gusto
  9. Aceite de oliva opcional
  10. Cebolla roja 1 pieza
  • Ingredientes principales: salmón, cebolla, calabacín
  • Sirviendo 3 porciones

Inventario:

Parrilla, cuchillo de cocina, tabla de cortar, cuchillo para cortar verduras, pinzas o espátula, brochetas de madera.

Cocinar brochetas de salmón y calabacín:

Paso 1: encurtir el salmón.


Retire el filete de salmón de la piel suavemente y córtelo en cubos de tamaño mediano, cada centímetro.
Vierta el pescado con jugo de limón, pimienta y sal. Mezcle bien y deje marinar en algún lugar cercano a temperatura ambiente.

Paso 2: prepara el calabacín.


Lave y seque los calabacines, y luego córtelos con un cuchillo especial (algunos otros lo usan para pelar vegetales) en rodajas finas y largas.
Espolvorea rayas de calabacín con hierbas provenzales, sal y pimienta, y luego vierte aceite de oliva encima.

Paso 3: prepara el pimiento y el tomate.


Lave y seque los tomates cherry y corte el pimiento en cubos, casi del mismo tamaño que los trozos de salmón.

Paso 4: ensarta todo en brochetas.


Envuelva los cubitos de filete de pescado en rodajas finas de calabacín para hacer rollos pequeños.

Remojar los pinchos de madera en agua fría.
Coloca los rollos de calabacín con pescado en brochetas, alternando con tomates y rodajas de pimiento.

Paso 5: freír las brochetas de salmón y calabacín.


En una sartén a la parrilla, caliente una pequeña cantidad de aceite vegetal y ponga la cebolla roja cortada en trozos grandes. A continuación, coloque las brochetas con salmón y calabacín.
Fríe todo, girando periódicamente, hasta que quede una corteza suave y dorada. El salmón se cocina rápidamente, por lo que freír a largo plazo es inútil para él, especialmente cuando el pescado se corta en trozos tan pequeños.

Paso 6: sirva brochetas de salmón y calabacín.


Servir kebabs de salmón y calabacín es mejor caliente, inmediatamente después de cocinar, pero después de enfriar, siguen siendo muy sabrosos. También puede ofrecerles una salsa de crema agria grasosa con hierbas. Muy hermoso, brillante y sabroso plato.
Buen provecho!

Consejos de recetas:

- Puedes freír brochetas de salmón y calabacín en la naturaleza, usando la parrilla.